Voluntariado en Chazon Children’s Centre, Kenia

Desde siempre había querido hacer un voluntariado, llevaba muchos años planteándome la opción pero por miedo siempre acababa sin hacerlo. Fue entonces cuando llegó un verano donde ninguno de mis amigos podía viajar y lo tomé como una señal del destino que me indicaba que era el momento perfecto para hacerlo.

Estuve mirando muchas ONG’s en diferentes países como Perú, Nepal, India, Kenia, etc
La mayor parte de las ONG’s que encontré parecían agencias de viajes donde lo importante era que pagaras, tu ayuda poco importaba, incluso promocionaban las juergas antes que la cooperación…

clase chazon

Con los niños en una de las clases

Tras mucho investigar, decenas de email enviados y mucha lectura en foros decidí contactar con una pequeña ONG que parecía que no tenía muchos recursos y en la que lo más primordial eran los niños. A los pocos días obtuve respuesta de Lucy, la directora del colegio Chazon Children’s Centre en Molo, Kenia. Rápidamente me cautivaron sus palabras y sus ganas de ayudar a los más necesitados así que opté por ir allí a ayudar.

Samuel & Lucy

Samuel & Lucy, I miss you

La vida del voluntario en Chazon parecía fácil.
Los días se distribuían en levantarse e ir a la escuela donde podíamos impartir algunas clases, jugar con los niños en los recreos, ayudar a preparar la comida y finalmente acompañar a los niños a sus casa y conocer a sus familias.

escula chazon

Clases de Chazon

escula chazon

Clases de Chazon

Clase de plastica

Clase de “plastica”

Clase de plastica

Clase de “plastica”

Pero por suerte o por desgracia cada día aprendíamos algo nuevo, teníamos actividades nuevas!

Jugando en la escuela

Jugando en la escuela

Niños en la escuela

Niños en la escuela

En la escuela

En la escuela

En la escuela

En la escuela

En la escuela

En la escuela

En la escuela

En la escuela

En la escuela

En la escuela

Jugando en la escuela

Jugando en la escuela

El primer día la furgoneta de la escuela se quedo atascada en una subida por culpa del barro y estuvimos varias horas hasta que conseguimos sacarla.

matatu atascado

Sacando el matatu atascado del barro

Otro de los días invertimos visitando las tierras que Samuel y Lucy acababan de comprar para construir un orfanato así como los campos de cultivo que tienen para poder alimentar a los niños.

tierras para el orfanato

Tierras para el orfanato

Terrenos para el orfanato

Terrenos para el orfanato

Había días en los que estábamos horas en la cocina con Mora, Hana y Rose pelando maíz, cribando las legumbres de las piedras o ayudándolas a servir porridge, ugali, etc.

Sirviendo la comida

Sirviendo la comida

Otro día nos invitaron a la firma de la compra de las tierras para el orfanato.

compra de las tierras para el orfanato

Compra de las tierras para el orfanato

Pero pasara lo que pasara siempre invertíamos las tarden en visitar a varias familias, llevarles comida y ver en que podíamos ayudarles.
Uno de los días Lucy nos sugirió que podíamos visitar a Milton, un niño de 11 años que había acudido a la escuela en busca de ayuda.
Milton estaba enfermo y apenas se podía mover, por si esto fuera poco, todo apuntaba a que la madre lo tenía abandonado y no le hacia ningún caso.

Milton

Milton

Una vez en casa de Milton no dimos cuenta de que la madre más que no hacerle caso estaba deprimida e impotente, la vida no la había tratado bien y pese a que había probado todo lo posible para curar a su hijo no conseguía verlo mejorar.

Visita a Milton

Visita a Milton

Por lo que nos contó Rose, la madre de Milton, su marido había muerto, el dinero y las tierras que tenían se las había quedado la familia de su marido dejándola a ella y los niños prácticamente en la calle. Por si todo esto fuera poco, Rose fue violada y en dicha violación contrajo el SIDA.
Pese a contraer esta enfermedad decidió seguir teniendo hijos, según sus palabras, “por rabia”. Había sido madre de Regina y George de los que no sabían si tenían SIDA o no.

Familia de Milton

Familia de Milton

Cuando nosotros conocimos a esta familia estaban viviendo en la propiedad de un familiar y no tenían ingresos. Rose no trabajaba, Milton no podía moverse de la cama, la hermana mayor (Lpoli, 14 años) ayudaba a Rose con las labores de la casa, la hermana mediana (Regina, 4 años) y el hermano pequeño (George, 2 años) eran muy pequeños para trabajar.
Sin estudios ni calificaciones los únicos trabajos a los que Rose puede optar son los de recolecta de alimentos pero debido a su enfermedad las fuerzas que tiene son menores que las de una persona sana y los empresarios prefieren no contratarla.

Visita a Milton

Visita a Milton

Viven los 5 en una “casa” rudimentaria con tan solo 2 camas y una de ellas sin ni siquiera colchón así que decidimos comprarles camas nuevas, colchón, sabanas y mantas.

Compras para la familia de Milton

Compras para la familia de Milton

3 personas, una moto y un colchón

3 personas, una moto y un colchón!

Además llevamos a Milton al hospital de St. Mary a que le hicieran pruebas para detectar su enfermedad. El centro sanitario de Molo es muy básico y las pruebas que realizan no eran suficientes así que lo llevamos a un hospital más “moderno”. Después de varios análisis, auscultaciones y demás protocolos médicos nos dijeron que simplemente tenía una infección en la rodilla y desnutrición.

Llegada a St. Mary

Llegada a St. Mary

Milton descansando

Milton descansando

Jugando con Milton antes de las pruebas

Jugando con Milton antes de las pruebas

Milton & Rose

Milton & Rose

Después de unos días tomándose la medicación era un niño completamente diferente, alegre, empezaba a salir a la calle, a jugar, a hacer vida normal!

Milton recuperado

Milton recuperado

Pese a todo, no nos podíamos ir de allí sin saber si los hermanos de Milton tenían SIDA o no así que decidimos hacer una escapada al hospital de Molo a que les hicieran las pruebas, por suerte ninguno de ellos había contraído la enfermedad!

Esperando los resultados del test del SIDA

Esperando los resultados del test del SIDA

La verdad es que estoy muy contento con la experiencia.
Pasamos momentos difíciles viendo las chabolas en las que las familias vivían o cuando Ana, Damaris y Sheila rescataron a Winnie, Edwin, Godffrey y Felix de su padre violador y maltratador.

Pero la tónica general fueron momentos muy buenos como los juegos con los niños, las canciones (‘la cucaracha’, ‘who was come to the school today’), las preguntas raras (‘por que tenéis pelos en los brazos? y mordisquito’), recoger a más de 20 niños en una furgoneta para 7 personas, aprender a hacer chapati, montarnos 3 personas + 1 colchón en una moto, las quedadas después de visitar a los niños para ver como les podíamos ayudar, la invitación a cenar de una familia extremadamente religiosa y el miedo que pasamos, el policía borracho que nos trataba como amigos de toda la vida, los Peter ( el masai y el conductor ) y Damaris, las cenas en casa de Lucy, el bombear agua día sí día no, los geniales voluntarios que conocí y con los que pasamos muy buenos ratos y a los que a día de hoy llamo amigos pero sobretodo poder ayudar a algunas familias a salir un poquito más del hoyo y VER COMO LOS NIÑOS SON FELICES CON TAN POCO. Un abrazo, cuatro carantoñas y mucho afecto es todo lo que necesitan para ser felices.

Voluntarios

Voluntarios ( Mzungus )

Grace

Grace!

hija de Grace

Con la hija de Grace

Furgoneta hacia la escuela

Furgoneta hacia la escuela

Levantamiento de bandera

Levantamiento de bandera

En la cocina de la escuela

En la cocina de la escuela

Molo

Molo

Molo

Molo

Paredes del barracón

Paredes del barracón

Haciendo chapati con mama Silvia y las chicas

Haciendo chapati con mama Silvia y las chicas

Sin duda os recomiendo la experiencia 100%!

Quiero dar las gracias por la oportunidad de ayudar a Samuel, Lucy y Grace 😉

The following two tabs change content below.
Me considero una persona activa que adora viajar. Debo decir que soy adicto a la incertidumbre, me encanta aprender y conocer cosas nuevas pero sobre todo el no saber ¿qué haré mañana?, ¿a quién conoceré?, ¿qué aventuras me esperan?

Latest posts by Dani (see all)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *